Las actuaciones de la extrema catalán están perjudicando muy gravemente a hosteleros y pequeños comercios que intentan sacar adelante sus negocios, pero no paran de encontrarse con sanaciones absurdas por parte del Govern. ¿La última? El que se les sancione porque los rótulos o la información de un producto no esté escrita en catalán.

El PP denuncia está situación y pide que se retiren las denuncias

En el año 2015 se han interpuesto en toda Cataluña un total de 68 multas por las que diversos comercios estarán obligados a pagar una multa por no tener los rótulos de su escaparte en catalán o que la información de un producto no esté en este idioma. En Barcelona, son un total de 17 denuncias por esto. En 2014 también se repitió esta situación, ante lo que 57 empresas fueron sancionados por inspectores del Govern que consiguió un total de 51.300 euros.

El PP insta a Ada Colau a retirar las multas por "sanciones lingüísticas"

No obstante, en las multas de este año la cuantía asciende la friolera cifra de 140.000 euros por todos los comercios que han sido denunciados y multados por los inspectores. Así pues, Alberto Fernández, líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, a través de un comunicado a pedido a Ada Colau que inste a la Generalitat de dejar sin efecto estas 17 sanciones.

Según el portavoz del PP, defienden la libertad del comercio en poder rotular en una lengua oficial, ya sea el castellano o el catalán. No obstante, no consideran justo que un comercio por rotular solo en castellano se vea obligado a tener que pagar una cuantía millonaria, cuando esto no perjudica en ningún momento al cliente. Por este motivo, ruegan de que se retiren estas multas y lamenta que las multas lingüísticas sigan siendo una herramienta utilizada por los Gobiernos catalanes para impulsar su ideal independentista y su deseo de que todo se haga en catalán.

Dejar respuesta