Comienza el año y ello significa que mucha gente se va a poner a hacer deporte. Esto debería significar que, tras unos meses de calma, las tiendas de deportes deberían llenarse de clientes que buscan un nuevo equipamiento para comenzar el año. No obstante, desde Intersport Bouso, aseguran que las previsiones no son tan buenas como se esperaban.

La práctica libre e Internet han hecho mella

Intersport Bouso es una cadena de tiendas ourensanas que ha hecho todo lo posible por reinventarse y poder hacer frente a las grandes franquicias en la ciudad. No obstante, sus enemigos no son únicamente cadenas de deportes como Decathlon, sino que tiene otros grandes rivales a los que cuesta mucho derrotar: Internet.

Fernando Bouso Fuentecilla, gerente de la cadena, asegura que “han notado mucho menos de lo esperado el impacto de las franquicias que acaban de llegar en la ciudad”. “Lo notamos un poco al principio, pero hay que agradecerle a la clientela que ha respondido bien con lo que seguimos con unas ventas similares a años anteriores, solo con un leve descenso muy lineal al principio” añadió.

Los negocios online para deportistas venden más que las tiendas físicas

Aunque está contento con los resultados y de haber podido hacer frente a las grandes franquicias, cosa que rara vez consigue hacer un pequeño comercio, lamentan que hay un enemigo al que no pueden hacer frente y es a las tiendas online.

A la hora de comprar algo para hacer deporte, la gente sigue prefiriendo acudir a tiendas online donde las ofertas y los precios son mucho más competitivos que en las tiendas físicas. El inicio del año ha significado que muchas personas deciden regresar a su rutina de hacer deporte, lo que ha hecho que los gimnasios y tiendas deportivas de toda España estén listos para recibir a nueva clientela que les ayude a mejorar los números rojos de meses anteriores.

Dejar respuesta