Los drones, esos pequeños aparatos que alguna vez habrás visto sobrevolar por el cielo, ¿sabías que han entrado en el mundo del deporte de una forma aplastante? Su fama es tal, que ya se están trabajando en organizar competiciones en los que haya que usar un dron.

Tanto para capturar imágenes como para hacer deporte

La tecnología evoluciona a pasos agigantados, y cada sector ve una forma diferente de como deben usarla. Un ejemplo es el de los drones profesionales, que en los últimos dos años ha estado muy ligado al mundo del deporte.

Para comenzar, este pequeño aparato es el favorito de los amantes de los deportes extremos porque les permite realizar las mejores capturas de sus hazañas para después colgarlas en Internet o compartirlas con sus amigos. Siendo controlado por otra persona, puede seguir de cerca a una persona que haga snowboard o que le guste hacer saltos desde lo alto de una montaña, descendiendo en picado por su ladera. Todo esto se graba en primer plano mientras con otra cámara, incorporada en el casco, graba la hazaña en primera persona.

Los drones se convierten en los amigos de los deportistas

Un hecho que muchos no le darán mucha importancia. Pero, ¿y si hablamos ya de incorporar a los drones como parte de un equipo para realizar algún deporte? Si, estás leyendo bien: convertir un dron en una pieza fundamental de un equipo para poder practicar algún deporte.  De hecho, los drones ya están comenzando a sustituir a las clásicas cometas de kitesurf o son utilizados para navegar sobre una tabla de Windsurf.

Esto ha sido posible por el gran salto que han dado los drones en lo que a potencia se refiere. Ahora los drones, en su inmensa mayoría, se fabrican con el objetivo de que sean resistentes al gua, pudiendo sumergirse sin miedo a que el mecanismo electrónico del dron se estropee. A esto añádele que la potencia con la que un dron te puede dirigir sobre el mar es mucho mayor que si usarás una cometa, junto a que capta todos los movimientos que esté realizando el deportista sobre su tabla.

Aunque está muy lejos de hacerse realidad, son muchos deportistas los que están planteando sustituir los clásicos deportes de vela por deportes en los que se utilicen drones. Creen que será una gran atracción para los amantes de los deportes acuáticos y harán más dinámicas las competiciones sobre el mar. ¿Llegarán algún día?

Dejar respuesta