El problema de infertilidad atormenta a muchas parejas que desearían poder tener un hijo, pero les resulta imposible. A veces es él, otras veces es ella y, en el peor de los casos, son ambos. ¿Qué pueden hacer estas familias?

¿Volverán a probar este sistema con otra pareja?

Jordina y Venancio son una de estas parejas. Ambos eran infértiles, y por ello no podían tener hijos. Habían acudido a varios ginecólogos de la ciudad de Barcelona pero ninguno les había dado una explicación razonable del motivo que no pudieran tener un heredero.

No obstante, acudieron a la clínica Cima, pionera en España en Naprotecnología, la cuál utiliza un sistema diferente para averiguar las causas de infertilidad de un paciente y así poder ayudar a las parejas que desean tener hijos. La doctora Mena, especialista de la clínica en este sistema, averiguo mediante una serie de pruebas que la causa era que el hombre era Celiaco, lo que afectaba a su fertilidad. En el caso de ella, el problema estaba en la hormona progesterona, la cuál no alcanzaba el nivel mínimo y esto impedía la anidación del embrión en su útero.

Logran el milagro gracias a la naprotecnología

No obstante, tras mucho sufrimientos, Jordina por se quedó embarazada y muy feliz de saber que hay una nueva vida latiendo en el interior de su vientre. No han querido quedarse callados ante la experiencia que han tenido que pasar y por ello han creado una página web, www.naprotec.es, en la que todo el mundo puede conocer su historia y saber más sobre la Naprotecnología, una ciencia que cuenta en España con especialistas en Zaragoza, Pamplona y Getafe.

Desde que abrieron la página web en septiembre, han recibido más de 15.000 visitas y mucho apoyo por parte de los lectores que han conocido su experiencia. ¿Habrá más gente dispuestos a probar con esta nueva tecnología para poder tener un hijo?

Dejar respuesta