En el último medio siglo las costumbres del ser humano han cambiado mucho. Algunas han hecho que la vida sea más cómoda, pero, también ha provocado que se trastoquen por completo sus rutinas y algunas cosas no las haga como realmente debería, como por ejemplo descansar bien.

La media de descanso de los adultos es de 6 horas

Se suele decir que el tiempo de descanso que necesita un niño es de al menos 10 horas, mientras que los adultos deben dormir por lo menos 8 horas. No obstante, según los últimos estudios que se han realizado, la media se encuentra entre 5 y 6 horas, habiendo un porcentaje muy bajo de gente que llega a dormir por lo menos 7 horas. “Esto provoca que la gente camine como si fueran zombies” explica Marta Averbunch, neuróloga y especialista en medicina del sueño en Somnos a Infobae.

Son muchas las razones por las que una persona no duerme bien por la noche. Uno de los factores que tienen más peso es el hecho de que no lo hacen sobre un colchón cómodo. Muchos no cambian su colchón por el alto precio de las tiendas, aunque muchos especialistas ya recomiendan que está la opción de comprar colchones baratos online gracias a Internet. Aún así, muchas personas son reacias a usar este sistema.

Pero el colchón no es el único que juega un papel fundamental en el descanso. El abuso de la cafeína a lo largo del día o el hacer demasiado ejercicio físico también afectan al cuerpo a la hora de descansar por la noche, sumado a comer demasiado por la noche o el uso de la tecnología un rato antes de irse a la cama. Todo esto tiene un fuerte efecto negativo en el descanso de las personas, lo que provoca que no duerman como es debido sus horas correspondientes.

Dejar respuesta