Los tiempos en los que uno paseaba tranquilamente frente a un solar y lo único que veía era material de construcción que no se utilizaba con los años parecen haber llegado a su fin. Y es que, desde el inicio de la crisis, la construcción de pisos se ha cuadriplicado según informan desde el Ministerio de Fomento.

Un crecimiento lento, pero que va en aumento

Las grúas de torre ya se pueden ver por encima de las vallas de los solares, los camiones equipados con ganchos grúa ya recorren las calles y el sonido de unas obras que parece que no vayan a tener fin se escuchan en algunas ciudades. Según los datos que ha facilitado el Ministerio de Fomento, en los últimos cinco años se ha cuadriplicado la construcción de pisos. El año pasado se realizaron 245 solicitudes para construir nuevas viviendas, frente a las 117 de 2015 y las 43 de 2014.

Así pues, este último año el sector de la construcción ha experimentado un importante giro, lo que ha corregido el gran desequilibrio que había entre la promoción de viviendas unifamiliares y la edificación de oficinas. Así pues, en capital leonesa se han realizado ni más ni menos que solicitudes para construir 1.562 casas frente a los 1.319 pisos que se han solicitado.

No obstante, aunque son buenos datos, muchos son algo escépticos, puesto que el record lo alcanzaron en 2008, con la concesión de permisos para 3.364 viviendas, de las cuáles 738 eran unifamiliares y 2.626 de bloques. Es un camino largo el que queda hasta que el sector de la construcción recupere aquel poder que poseía a mediados de principios de milenio. “Crecer de cero es fácil, pero lo difícil es avanzar”, declaró Javier Vega, presidente de la Confederación Castellano-Leonesa de la Construcción durante una rueda de prensa en la que se mostraba muy contento con estos datos.

Dejar respuesta