Uno de los principales problemas que se encuentran los médicos a la hora de atender a un paciente grave es que no siempre tienen su tipo de sangre para tratarlo, lo que en ocasiones es fatal y acaban perdiendo en la batalla contra el tiempo. No obstante, podría ser que en un futuro no muy lejano este problema quedase resuelto.

Se crea la primera sangre artificial, aunque está lejos de poder usarse

Diversos investigadores de la Universidad de Washington han creado los primeros glóbulos rojos artificiales, muy fáciles de almacenar y transporte, y que bastaría con mezclarlos con agua para poder salvar miles de vidas en situaciones de extrema urgencia.

ErythroMer, así es como es conocido este estudio que ha sido presentado durante la I Jornada de la 58 reunión de la Sociedad Americana de la Hematología (ASH), que reunirá hasta el próximo martes a 27.000 especialistas en esta materia.

Crean la primera sangre artificial en Washington

Estos nuevos glóbulos rojos están diseñados para emular las funciones vitales de los naturales, pero todavía no es seguro que estos se puedan aplicar a seres humanos ya que las primeras pruebas que se han realizado han sido con ratones, pero con muy buenos resultados.

Estas células han sido concebidas para ser liofilizadas, almacenadas en temperatura ambiente y constituidas con un poco de agua cuando sea necesario. Literalmente, han explicado sus creadores, bastaría con que un médico lo llevase consigo en un paquete, no tendría más que sacarlo, añadir un poco de agua e inyectárselo al paciente. Fuera de los hospitales los médicos no tienen los medios suficientes, ni siquiera simples, para hacer una transfusión como es debido, especialmente en las zonas más remotas o en situaciones de emergencia como son los campos de guerra. Por ello esperan que en un futuro esta sangre artificial sea capaz de ganar la carrera a la muerte y salvar a personas en situaciones de extrema necesidad.

Dejar respuesta