Llega el verano y para los niños es una de las mejores estaciones del año, porque significa el final de las clases. Pero para muchos padres se convierte en un auténtico quebradero de cabeza de que hacer con los niños.

Más de medio millón estarán solos en casa

Según los datos presentados por un estudio de la ONG Educo, alrededor de 580.000 niños, entre 6 y 13 años, de toda España pasarán solo las tardes del verano puesto que sus padres forman parte de los 2.5 millones de trabajadores pobres que no tienen los suficientes ingresos como para poder pagar una actividad extraescolar a sus hijos.

Estos niños han sido bautizado como “los niños de la llave”, un término referido a todos aquellos niños que en verano pueden entrar y salir de su casa sin que nadie los controle mientras los padres están trabajando. Según el estudio de educo, el número de niños que se quedan solos durante el verano ha aumentado a 230.000 desde el año 2009, un número que seguirá creciendo. No obstante, según la firma Faura esta cifra crecería mucho más sin la buena red familiar con la que cuentan algunos hogares, que permite que los niños se queden con sus abuelos o sus tíos. “El 85% de las familias pobres con niños dicen que su situación es igual o peor que el año pasado” apunta Clarisa Giamello, directora de Educación y Acción Social de la oenegé.

Debido a esta situación, los niños también se encuentran también desprotegidos en cuánto a su alimentación, pues al no estar sus padres, se suele recurrir a comida rápida. Pero deben consumir algo que les ayude a mantenerse sanos, como piezas de fruta, tomar un Actimel al día o algún dulce siempre y cuando sea casero, porque sino el niño podría padecer sobrepeso o pescar un resfriado de verano por tener sus defensas bajas.

Dejar respuesta