Puede ser que la noticia de la actualización del firmware de la impresora HP haya cabreado mucho a algunos usuarios que se han encontrado con que no van a poder usar marcas blancas o cartuchos compatibles para su impresora. No obstante, ha querido compensar a algunos de sus clientes con una iniciativa que seguro que les vendrá muy bien.

La impresora será la que pida los cartuchos

Conocido como HP Instant Ink, este servicio de sustitución de cartuchos puede que sea el sueño que muchos llevaban años esperando.

Se trata de un pequeño firmware que está instalado en la impresora y que cuando la impresora detecta que los cartuchos se están agotando, manda un mensaje a la tienda de HP y envía automáticamente, a través de correos, los nuevos cartuchos en el lugar donde el cliente lo desee.

Algunas impresoras HP ya piden los cartuchos automáticamente cuando detectan que queda poca tinta

Estos cartuchos que llegan nuevos cuentan con unos sobres franqueados para que se puedan devolver los cartuchos usados y estos sean reutilizados. ¿Cómo se puede contratar este servicio? Es muy fácil, ya que basta con suscribirse a uno de los tres planes mensuales que ofrece HP. Estos planes se basan en una serie de variables, como el número de páginas que se imprimen, si se usa más impresión a color o en blanco y negro, o el tipo de papel que se utiliza. Así, se hace un baremo del tiempo que pueden durar los cartuchos para que sean enviados antes de que se finalicen.

Por supuesto, no existe una obligación a utilizar este servicio para sustituir los cartuchos que se hayan utilizado. Y aunque se espera que en los próximos meses esta práctica sea seguida por otras grandes firmas, la compañía anima a los clientes a seguir comprando sus cartuchos de tinta a sus proveedores de confianza si no están de acuerdo con este nuevo servicio.

Dejar respuesta